La presencia de un competidor directo no excluye automáticamente tu proyecto de nuestro proceso de selección. Después de todo, esto al fin y al cabo significa que el mercado presenta una buena oportunidad de negocio. En este caso, sin embargo, necesitarás convencernos de como diferenciaréis vuestro proyecto en términos de modelo de negocio, público objetivo, funcionalidad y otros elementos, con el objetivo de competir exitosamente con productos y servicios existentes.